Skip to content

Rápido, ¿qué hay para cenar?

Descubre cómo preparar sopas y guisos para las noches más ocupadas de la semana. Con nuestros consejos y trucos y un poco de planificación, puedes tener comidas abundantes y deliciosas en la mesa en poco tiempo.

Sopas y guisos rápidos y fáciles

  • Estofado de Rabo de Novillo Puertorriqueño

    Trae el Sazón con esta receta clásica. Es una delicia con rico y sabroso rabo de novillo y puedes prepararla en cinco minutos. Esta es una receta de cocción lenta para maximizar el sabor. Te sugerimos cocinarlo toda la noche. Cuando lo sirvas, todos querrán repetir.

    Ver la receta
  • Mole de Olla con Lengua de Res

    Este guiso ahumado y picante te llevará de vuelta a las cocinas de tu infancia. Nuestra receta está diseñada para una olla instantánea para ahorrar tiempo. Recuerda, el Mole de Olla con Lengua de Res es un guiso ideal para congelar. Prepáralo con anticipación y sírvelo en una noche entre semana especialmente ocupada.

    Ver la receta
  • Panza Escaldada Brasilera

    Una comida caliente y deliciosa que puedes preparar en menos de una hora en una olla instantánea. La panza absorbe los sabores del chorizo, el tomate y las especias para obtener un plato sustancioso y nutritivo. Para una experiencia realmente deliciosa, sírvela con pan caliente y crujiente.

    Ver la receta
  • Mondongo Caribeño

    A todos nos vendría bien probar el sabor del Caribe durante los meses de invierno o, en realidad, durante todo el año. Puedes preparar esta cena en olla de cocción lenta en tan solo 15 minutos y luego ponerla en una olla de cocción lenta durante 8 horas. Prepárala, olvídate de ella, cómetela y recuerda tus comidas favoritas de tu infancia.

    Ver la receta
Consejos Y Trucos • Consejos Y Trucos • Consejos Y Trucos • Consejos Y Trucos • Consejos Y Trucos • Consejos Y Trucos • Consejos Y Trucos
making stew in instant pot

Ahorra tiempos en sopas y guisos

Aquí tienes 10 consejos y trucos que pueden ahorrarte mucho tiempo, sin importar la sopa o el guiso que prepares.

No es necesario dorar para la sopa, pero si tienes tiempo, este paso añade mucha profundidad y un intenso sabor a carne caramelizada. Seca los rabos de novillo y saltéalos en una sartén con aceite caliente a fuego alto hasta que se doren uniformemente las superficies exteriores. Ten cuidado de no llenar demasiado la sartén o se cocinarán al vapor en lugar de dorarse.

Después de cocinar la carne en una olla instantánea, utiliza el ajuste de liberación natural en lugar del ajuste de liberación rápida, para permitir que los jugos de la sartén se asienten lentamente en la carne para obtener una textura tierna y suculenta y el mejor sabor.

Para guardar la carne cocinada a fuego lento en el caldo, como los rabos de novillo, la lengua y los codillos posteriores de res en el refrigerador, añade parte del líquido de cocción al recipiente hermético y tápalo para mantener la humedad de la carne cocinada.

Si las mañanas son demasiado ajetreadas para preparar una cena en olla de cocción lenta, cambia la preparación de la receta al final de la tarde y cocina la sopa o el guiso a fuego lento durante la noche. Por la mañana, simplemente pásalo a los recipientes y refrigéralo. ¡La cena está lista!

Ahorra tiempo en la preparación de la cena con verduras congeladas pre-cortadas, especialmente las verduras que requieren mucho tiempo de preparación, como la calabaza y la yuca. Las mezclas pre-cortadas congeladas, como la mezcla de tubérculos tropicales de sancocho, reducen la necesidad de comprar muchas verduras diferentes para una receta.

¿Tienes una receta familiar muy apreciada con auténtica salsa de chile rojo, pero no tienes tiempo para prepararla en las noches entre semana más ocupadas? Prepara un lote grande con anticipación y congélalo en porciones del tamaño de una receta de sopa hasta 3 meses. Luego, simplemente descongélala en el refrigerador un día antes de preparar tu receta de sopa favorita.

¡Sáltate la cocina ahumada y asa las verduras de la salsa en tu freidora de aire! Coloca los chiles jalapeños o serranos, los tomatillos, la cebolla y el ajo en la cesta de la freidora de aire y ásalos hasta que estén uniformemente carbonizados. Combina con el cilantro, la lima y la sal en una licuadora y mezcla para obtener una salsa verde asada.

¡Cocina una vez, come dos veces! Las recetas de sopas y guisos en lotes grandes son una forma estupenda de tener la cena en la mesa de forma rápida y sencilla en las noches frías de invierno, con las sobras previstas esperando en el refrigerador después de un día ajetreado.

Para refrescar las tortillas de maíz del día, sumérgelas brevemente en agua, sacude el exceso y colócalas en un comal o plancha caliente aceitada y caliéntalas durante 30 segundos por cada lado hasta que las tortillas estén flexibles con un rico aroma a maíz molido. A continuación, colócalas inmediatamente en la cesta para tortillas y tápalas o envuélvelas para mantenerlas calientes.

Crea tu propia historia culinaria con un nuevo molcajete para transmitirlo a tus hijos como una herramienta de cocina llena de recuerdos. Busca un auténtico molcajete de piedra de lava volcánica tallado a mano. Luego añade un cepillo de cerdas de raíz tradicional mexicano para fregarlo y limpiarlo. Ahora es el momento de curar tu nuevo molcajete. Usando tu cepillo de cerdas, friega el molcajete bajo el agua corriente y sécalo. Agrega el arroz crudo al molcajete y muele hasta que los bordes ásperos queden lisos, terminando con una pasta de arroz molido y agua. Luego lavar en agua caliente con el cepillo hasta que esté limpio.

Más Rumba Recetas

Ver todas