Skip to content

Menudo blanco, ¡una delicia perfecta para el invierno!

Con:
Rumba® Pancita de Res, Panal

White Menudo Recipe Plated
Mely Martinez Head-shot

Blog y receta original de
Mely Martinez

Hola, soy Mely Martínez, nací y crecí en México, fui maestra de escuela primaria, una amante de la cocina casera y ahora bloguera. Me mudé a los Estados Unidos hace más de 10 años, después de vivir en México toda mi vida. Ahora me encanta compartir recetas caseras de auténtica comida Mexicana.

Ver más de mis recetas

Menudo blanco

Algo que recuerdo de mi niñez es cómo mi madre solía cocinar su menudo; aunque tenía una olla a presión en la que podía cocinar esos tipos de carnes en menos tiempo, prefería cocinarlo toda la noche en una olla grande, dejándolo hervir a fuego lento durante horas.

Vivíamos en un apartamento con una cocina muy pequeña y, durante horas, el aroma del ajo, la carne de res, la cebolla y el laurel llenaban todas las habitaciones. Me despertaba en medio de la noche con ese delicioso aroma, y en la oscuridad, me escabullía en la cocina para buscar una cuchara y probar el caldo que se cocinaba en la enorme olla. Casi siempre, me quemaba la boca, pero no importaba, siempre y cuando pudiera probar un poquito de menudo. Hay algo en su textura que hace que sea tan interesante de comer. Esta sopa me lleva a esos momentos en la cocina de mi madre en la mitad de la noche. middle of the night.

En mi infancia en el norte de México, siempre tomábamos sopa de menudo condimentada con una salsa roja hecha con chiles secos. Sin embargo, esta sopa, llamada “menudo blanco”, es similar a la que se sirve en los estados de Sinaloa y Nayarit, e incluso en algunas regiones como los estados de Sonora, Jalisco y Baja California. Cada estado tiene su propia forma de servir esta comida: puedes encontrarla con o sin granos de maíz, cubierta con cebolla picada, menta, cilantro, chiles serranos o chiles secos triturados, como chiles de árbol o piquín. Algunos la comen con tortillas tibias, mientras que otros prefieren un panecillo francés para sumergirlo en la sopa.

¡DISFRUTA!

Direcciones

1. Retira la pancita de panal del paquete, escúrrela y enjuágala. Llévala a una olla o tazón grande y exprime el jugo de lima sobre la pancita, y llena la olla con agua. Deja que la pancita se remoje en esa solución de jugo de lima y agua durante 30 minutos, luego escurre y enjuaga nuevamente. Este paso ayudará a eliminar los olores desagradables de la pancita. Escurre y enjuaga nuevamente, seca a toques con toallas de papel y corta en trozos de 2 pulgadas. Coloca los trozos de pancita con la cebolla, el ajo y la hoja de laurel en una olla grande con tapa y llénala con agua.

  1. Lleva la olla a fuego medio-alto y deja hervir. Retira la espuma que se formará en la superficie después de unos minutos. Ahora, cubre parcialmente la olla, baja el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento durante aproximadamente 2 horas. Si agregas pata de res, quítala tan pronto como se haya cocinado. Una vez que esté lo suficientemente fría para manipularla, pica las partes carnosas y desecha los huesos, vuelve a colocar la carne en la olla.
  2. Agrega los granos de maíz blanco escurridos y enjuagados junto con la ramita de menta. Sigue cocinando lentamente, durante aproximadamente otra ½ hora. Si la pancita está demasiado firme, necesita más cocción. Bueno, la pancita cocida debe estar tierna cuando la muerdes. Agrega sal según sea necesario. A algunos cocineros les gusta agregar caldo de pollo granulado para agregar más sabores al caldo en lugar de sal.
  3.  Sirve la sopa en tazones y lleva las decoraciones a la mesa para que todos puedan agregarlas a su gusto personal.

Esta sopa me recuerda mucho a las sopas “Pho” que se sirven aquí en los Estados Unidos en los restaurantes vietnamitas. Espero que la pruebes y me cuentes si haces algún cambio en la sopa.

¡Provecho!

Mely

Ingredientes

Ingredientes

  • Rumba® Pancita de Res, Panal (3 libras)
  • 3 libras de pancita de res de panal
  • 2 limas
  • 1 cabeza de ajo, cortada por la mitad
  • 1 cebolla blanca mediana, cortada en 4 trozos
  • 1 hoja de laurel
  • 6 cuartos de galón de agua
  • 2 latas (15 onzas) de granos de maíz blanco precocido, enjuagado y escurrido
  • 3 ramitas de menta
  • Sal al gusto

Para servir

  • ½ cebolla morada, finamente picada
  • ½ taza de menta finamente picada (o solo las hojas)
  • ½ taza de cilantro finamente picado
  • 2 limas, cortadas en gajos
  • 2 o 3 chiles serranos, cortados en rodajas finas
  • 3 cucharaditas de orégano mexicano seco
  • Chiles piquín, recién triturados (opcional)
  • Tortillas de maíz o pan francés tibios

Notas sobre la receta

Si prefieres cocinar el maíz desde cero, usa ½ libra de maíz deshidratado, enjuaga y remoja durante la noche en una olla grande llena de agua. Escurre el agua de remojo, luego llena la olla con agua fresca y cocina a fuego medio durante aproximadamente 1 ½ a 2 horas hasta que el maíz comience a abrirse. También puedes usar pancita escaldada Rumba® para esta sopa.

Instrucciones

  1. Retira la pancita de res de panal del paquete, escúrrela y enjuágala. Llévala a una olla o tazón grande, exprime el jugo de lima sobre la pancita y llena la olla con agua. Remoja la pancita en la solución de jugo de lima y agua durante 30 minutos, luego escurre y enjuaga nuevamente. Este paso ayudará a eliminar los olores desagradables de la pancita. Escurre y enjuaga nuevamente. Seca la pancita a toques con una toalla de papel y córtala en trozos de 2 pulgadas. Coloca los trozos de pancita, la cebolla, el ajo y la hoja de laurel en una olla grande con tapa y llénala con agua.
  2. Lleva la olla a fuego medio-alto y deja que hierva. Retira la espuma que se formará en la superficie después de unos minutos. Cubre parcialmente, baja el fuego y cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente 2 horas, o hasta que la pancita esté tierna y la temperatura interna alcance los 160 ºF. Si la pancita está firme, necesita más cocción. La pancita debe estar tierna cuando la muerdes.
  3. Si agregas patas de res a la receta, retíralas tan pronto como se cocinen hasta alcanzar una temperatura interna de 160 ºF. Una vez que esté lo suficientemente fría para manipularla, pica las partes carnosas y desecha los huesos, vuelve a colocar la carne en la olla.
  4. Incorpora los granos de maíz blanco y la menta. Continúa cocinando lentamente, durante aproximadamente otra ½ hora. Agrega sal, si es necesario. A algunos cocineros les gusta agregar caldo de pollo granulado para agregar más sabor al caldo en lugar de sal.
  5. Sirve la sopa en tazones y lleva las decoraciones a la mesa para que todos puedan agregarlas a su gusto personal.