Skip to content

Sopa carne de res y cola de res de Sonora con frijoles pintos y granos de maíz

Con:
Rumba® Rabos de Res

Plated Gallina Pinta
Kate Ramos Serving A Platter

Blog y receta original de
Kate Ramos

Kate es una exchef profesional, que se convirtió en escritora sobre comida y fotógrafa, que ha pasado una vida en la cocina. Le apasiona compartir las recetas que alegran los días de su familia con el resto del mundo. Tiene dos hijos, está casada y es amante de los perros. Kate vive con su familia en el sur de California, donde escribe su blog de comida de inspiración mexicana, ¡Hola! Jalapeño.

Ver más de mis recetas

Sopa carne de res y cola de res de Sonora con frijoles pintos y granos de maíz

Esta sopa reconfortante, Gallina pinta, me la presentó por primera vez mi amiga (y excelente cocinera) Karla. Su familia es de Baja Norte, México, localidad vecina de Sonora, de donde proviene esta sopa.

Karla no solo es hábil en la cocina, sino que también es madre de dos niños de las mismas edades que los míos. Yo venía de hacer una serie particularmente larga de comidas que me parecían deliciosas, pero mis hijos no estaban tan contentos y acudí a ella para pedirle consejos.

“¡Hazles Gallina pinta!”, me dijo.

“¡¿Gallina qué?!” Respondí, preguntándome qué podría llegar a ser un plato llamado “pollo pintado”. Me explicó que el nombre no tiene nada que ver con los ingredientes de la sopa y sí con los puntitos blancos y marrones de los granos de maíz y los frijoles pintos que se asemejan a las plumas de una gallina, y lo que es más importante, que a sus hijos les ENCANTA.

Como siempre, tenía razón. Esta sopa de carne de res con un buen toque de lima ha estado en constante rotación en nuestra casa desde entonces. El caldo de color terracota es rico y carnoso, se cocina a fuego lento con colas y cachetes de res tiernos.

Los cachetes de res y las colas de res Rumba Meats forman un caldo intenso y profundo. Esta sopa minimalista, con el sabor simple de la cebolla blanca, el ajo y el chile Ánaheim es suave y despejada, lo que permite que la carne brille.

Gallina Pinta Recipe in a Bowl

 

El toque final de la sopa es la abundancia de decoraciones que la coronan. En mi opinión, la sopa no está lista hasta que hayas exprimido un buen gajo de lima sobre el tazón y la hayas cubierto con aromáticas hojas de cilantro y chiltepín triturado.

Direcciones

 

Gallina Pinta Recipe in a Bowl

 

Qué necesitas para hacer gallina pinta

Los ingredientes para hacer gallina pinta son lo mejor de la cocina mexicana clásica. Toca todas las notas, trozos de rica carne de res, frijoles pintos cremosos, granos de maíz firmes y verduras aromáticas. Esto es lo que necesitarás:

● Rumba Meats Cachete de res

● Rumba Meats Cola de res

● Cebolla blanca

● Tomates

● Ajo

● Chile Ánaheim u otro chile verde suave

● Frijoles pintos

● Semillas de comino

● Granos de maíz

Cómo cocinar el cachete de res

Si nunca antes has cocinado cachete de res, estás a punto de descubrir una delicia. La carne tierna que se derrite en la boca es suculenta, rica y muy fácil de cocinar. Las mejores maneras de prepararlo son cocinarlo a fuego lento o hervir a fuego lento la carne como en esta sopa.

● Descongela el cachete de res Rumba durante la noche en el refrigerador, si está congelado.

● Retíralo del envase y colócalo en la olla.

● Lleva a hervor con los otros ingredientes de la sopa. Quita la espuma que se forma en la superficie y baja el fuego para que el caldo se cocine a fuego lento.

● Cuando la carne esté lista, se desprenderá fácilmente del nervio (que puedes desechar).

● Vuelve a colocar los trozos de carne en la sopa.

Cómo cocinar colas de res

Este corte tradicional de carne se convierte en sopa en todo el mundo por una buena razón: las colas de res hacen el caldo más profundo y rico. Las colas de res de Rumba Meats vienen en trozos de 2 pulgadas, cortados a través del hueso, lo que expone la médula interna, algo esencial para crear un caldo de sabor vibrante. Cocina las colas de res de la misma manera que el cachete de res, por eso son los compañeros perfectos para la sopa gallina pinta.

● Descongela las colas de res Rumba durante la noche en el refrigerador, si están congelados.

● Retíralo del envase y colócalo en la olla.

● Lleva a hervor con los otros ingredientes de la sopa. Quita la espuma que se forma en la superficie y luego baja el fuego para que el caldo se cocine a fuego lento.

● Esta es la diferencia con el cachete de res: Las colas de res proporcionan la viscosidad de la sopa que le da esa untuosa sensación en la boca, gracias a la médula ósea, pero no añaden una gran cantidad de carne. Las colas de res están listas cuando la carne alrededor del hueso se desprende fácilmente.

● Puedes retirar la carne y guardar el hueso para hacer caldo de carne más tarde o servir la sopa con los huesos enteros.

Cómo preparar la sopa de gallina pinta

Esta sopa realmente no podría ser más simple de preparar, pero aquí hay algunos consejos para ayudarte.

Así es como se prepara esta sopa de gallina pinta:

1. Remoja los frijoles pintos secos durante toda la noche. Esto reducirá el tiempo de cocción. También puedes usar frijoles pintos enlatados. Agrega los frijoles pintos enlatados al final con los granos de maíz.

2. Tuesta las semillas de comino para resaltar su fragancia y sabor. Colócalas en una sartén seca y calienta la sartén a fuego medio. Agita la sartén con frecuencia mientras se tuestan. Una vez que puedas sentir su aroma alimonado y el color de las semillas comience a cambiar, retíralas de inmediato de la sartén y ponlas en un plato para que se enfríen. Si las dejas en la sartén, se quemarán y se tornarán amargas.

3. Las verduras solo deben limpiarse, pelarse (retirar los tallos y las semillas de los chiles) y luego cortarse por la mitad. Todas se mezclarán más adelante.

4. Combina los dos tipos de carne, la cebolla, el ajo, los chiles, los tomates y las semillas de comino en una olla muy grande (la mía es de 11 cuartos de galón). Agrega agua y deja hervir a fuego alto.

5. Quita cualquier espuma que se forme en la superficie con un cucharón. Desecha la espuma.

6. Baja el fuego hasta que el caldo quede hirviendo a fuego lento. Cubre con una tapa y deja hervir a fuego lento durante una hora.

7. Agrega los frijoles pintos remojados y cocina durante otra hora o hasta que la carne y los frijoles estén tiernos.

8. Coloca la carne en una fuente grande y deja enfriar. Una vez que esté lo suficientemente fría para manipularla, retira la carne de los huesos y del nervio, luego vuelve a colocarla en la olla.

9. Mientras esperas que la carne se enfríe, retira las verduras con pinzas y colócalas en una licuadora. Licúa a velocidad baja hasta obtener una consistencia homogénea. Vuelve a colocar la preparación en la olla.

10. Add hominy (and canned beans if you are using them) and let cook for another 20 minutes.

10. Agrega los granos de maíz (y los frijoles enlatados si los usas) y deja cocinar durante otros 20 minutos.

11. Condimenta con sal y pimienta. Prueba la sopa y añade sal hasta que el caldo te cubra la boca y puedas sentir todos los sabores.

12. ¡No olvides las decoraciones! Pica cilantro fresco, corta gajos de lima, prepara una salsa pico de gallo fresca si lo deseas. Es tradicional servir esta sopa espolvoreada con chiltepín seco triturado.

¡Mira la receta completa a continuación!

Ingredientes

Para la sopa:

  • Rumba® Rabos de Res (1 paquete)
  • Rumba® Cachete de res (3 libras)
  • 1 taza de frijoles pintos secos
  • 3 tomates Roma, cortados por la mitad a lo largo
  • 2 cebollas blancas, peladas y cortadas por la mitad
  • 2 chiles Ánaheim u otros chiles verdes suaves, sin tallo, sin semillas y cortados por la mitad
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de semillas de comino tostadas
  • 16 tazas (4 cuartos de galón) de agua
  • 1 lata (25 onzas) de granos de maíz, escurridos y enjuagados
  • 1 taza de frijoles pintos secos, lavados, remojados durante toda la noche
  • 3 cucharadas de sal kosher o más si se desea

Para la decoración:

  • Gajos de lima
  • Cilantro picado
  • Chiltepín triturado
  • Pico de gallo

Instrucciones

Para preparar los frijoles:

  1. Enjuaga los frijoles secos en un colador y luego colócalos en un tazón. Cúbrelos con agua y déjalos remojar durante toda la noche.

Para preparar la sopa:

  1. Mezcla las colas de res, el cachete de res, los tomates, las cebollas, los pimientos, el ajo, el comino y el agua en una olla grande. Lleva a hervor a fuego alto. Retira la espuma de la superficie y deséchala, luego lleva a fuego bajo, cubre y cocina a fuego lento durante 1 hora.
  2. Escurre los frijoles y agrégalos a la sopa. Cubre y cocina a fuego lento durante 1 hora hasta que los frijoles y la carne estén tiernos y las colas y los cachetes de res alcancen una temperatura interna de 160 ºF.

Para desmenuzar la carne:

  1. Coloca la carne en una fuente grande con pinzas y deja enfriar. Una vez que esté lo suficientemente fría para manipularla, desprende la carne del nervio del cachete de res. Descarta el nervio y la grasa.
  2. Para la cola de res: Puedes servir la sopa con las colas de res intactos o retirar la carne de la cola de res y guardar los huesos para hacer caldo más adelante.
  3. Vuelve a colocar la carne en la olla para sopa.

Para licuar las verduras:

  1. Retira las verduras con pinzas y colócalas en una licuadora. Licúa a baja velocidad con la tapa ligeramente entreabierta, luego aumenta la velocidad a media hasta alcanzar una textura homogénea. Vuelve a colocar la mezcla en la olla para sopa.
  2. Agrega los granos de maíz y la sal y cocina durante otros 20 minutos.
  3. Prueba la sopa y agrega más sal si es necesario.

Para servir:

  1. Vierte la sopa en tazones y lleva las decoraciones a la mesa. La mejor opción es rociar la sopa con una buena cantidad de jugo de lima y espolvorear cilantro, chiltepín y pico de gallo.